Jólabókaflód: la tradición islandesa de regalar libros y leerlos en Nochebuena

19 diciembre 2018

¿Imaginas pasar la Nochebuena y el día de Navidad leyendo? Así celebran estos días tan especiales en Islandia, donde es tradición comprar libros (muchos libros) en los dos últimos meses del año y regalarlos el 24 de diciembre. Esta peculiar costumbre recibe el nombre de Jólabókaflód, que bien podría traducirse como inundación de libros por Navidad.


El origen de esta costumbre lo encontramos en la II Guerra Mundial. En aquella época, las fuertes restricciones reducían las importaciones del país; existían muchas complicaciones en la comunicación marítima, vía por la que llegaban a Islandia la mayoría de las materias primas del extranjero. Sin embargo, las limitaciones para el papel no eran tan duras y su fabricación seguía siendo de lo más barata, pese a los duros tiempos. Estos hechos hicieron que los libros empezasen a ser el mejor obsequio en estas Fiestas.

Como cuentan en Traveler, todo comienza en el mes de noviembre, cuando llega a las casas el catálogo donde se resumen las novedades literarias más destacadas de cara al año nuevo. Este folleto, llamado Bókatídindi, lo edita la Asociación de Editores de Islandia cada Navidad, y ayuda a planificar las compras de los islandeses.


La mayoría de los libros que se venden son en formato papel. No hay nada como un buen libro impreso, ¿verdad? Como curiosidad, aunque no sorprende, Islandia es el país donde se publican más libros por habitante de todo el planeta. Las estadísticas son claras: por cada 1.000 islandeses, 5 nuevos títulos.

Jólabókaflód es, sin duda, una ejemplar costumbre que, tal y como hacemos con otras (como el denominado Black Friday), no estaría nada mal que adoptásemos. En Islandia, un libro es el mejor regalo del mundo para la mayoría de su población. Aquí la Navidad huele a libro nuevo.

5 comentarios

  1. Me encanta esta tradición, como me encantaría muchos libros impresos para leer en navidades <3

    ResponderEliminar
  2. Ayyyy creo que he nacido en el país equivocado jaja (todos pensaremos lo mismo...)
    Me encanta esta tradición, aunque siempre que puedo intento regalar libros.
    Me parece una buena forma de fomentar la lectura y sí deberiámos adoptarla por aquí.
    Gracias por dar a conocer esta costumbre islandesa, cada día se aprende algo nuevo :)

    Besetes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ¡Qué genial! :D
    Entre las auroras boreales, los paisajes que quitan el hipo y esta tradición de nombre impronunciable, me pregunto por qué no he hecho las maletas todavía a Islandia. jajaja
    Muchas gracias por darla a conocer y apoyo totalmente que la "copiemos" también aquí, ya que estamos. :D
    ¡Feliz Navidad!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Cuánta razón tienes, ya podríamos adoptar aquí esta tradición al igual que otras llegadas desde fuera. Me encantaría vivir la experiencia pero allí, en su lugar de origen. ¡Tiene que ser una maravilla!

    Saludos.

    ResponderEliminar